Ah bueno!!! Ah bueno!!!

Voy a compartir un par de líneas, mejor dicho voy a contar una historia que en verdad sucedió y mientras vayan leyendo sería bueno que empiecen a imaginar la situación.

¿Qué día es hoy?

Es sábado por la noche y se siente el cálido clima de una primavera que concluye. Estas sentado cenando en un restaurant bastante elegante, para tu sorpresa encontras el ambiente bastante reconfortante por ser un lugar al que asistís por primera vez. Enfrente tuyo tenés a la chica más linda con la que jamás hayas salido. Aparte de ser muy atractiva es de esas que logran hacerte reír con cada comentario.
La noche transcurre de maravilla, cenan, salen a bailar, toman algo en la barra de un bar y llega ese mágico momento donde las miradas se cruzan, se empiezan a aproximar lentamente el uno al otro y es en ese preciso instante donde ella te pide un …… paty.

UN PATY CON MAYONESA!!!!! O_O

En tu mente solo resuena la frase “Que diox se apiade de nuestra alma inmortal!!” una y otra y otra vez.
Después de eso no te queda otra que optar por alejarte de ella tanto como la extensión territorial de la nación te lo permita, no sea cosa que lo próximo que te diga sea: “sácate el short”

* sácate el short: https://www.youtube.com/watch?v=3wkCLcBqyZE

Anuncios
Ah bueno!!! Ah bueno!!!

Qué pasaría si …..

Es la noche del sábado de un día de primavera, y como tal resulta buena idea salir a comer afuera. Al igual que toda la gente joven y exitosa terminas asistiendo a un restaurant de comidas rápidas, y aunque la ansiedad no te corre no ves la hora de que sea tu turno para que tomen tu pedido. Existiendo solo una persona de por medio  entre la muchacha que toma los pedidos y vos, empezas a notar la atmosfera un poco pesada. Es en ese momento donde las luces del poblado lugar dejan de brillar dando paso a una gélida oscuridad y absurdo silencio. No tardas en darte cuenta que la gente que te rodeaba de alguna forma ya no se encontraba más a tu alrededor y es en ese preciso momento donde se empieza a vislumbrar una figura delante de tu cuerpo. Si bien no se ve con claridad se distingue en la nada una silueta alta y delgada que empieza de a poco a articular palabras y después de varios intentos deja caer la frase: “Soy el que supones, vengo ni más ni menos por lo que es mío por derecho, tu alma inmortal”.

Con todas las cosas vividas y las que quedan por vivir pasando en tu mente en un segundo estas más que convencido que no vas a dejar este plano tan fácilmente, así que recurrís a todo tu poder de negociación para que eso no ocurra. Por desgracia no es mucho lo que está a tu alcance, sin embargo finalizando la charla logras una mirada cómplice por parte de la oscura presencia seguida de un: “Voy a premiar tu esfuerzo con 15 minutos para que te comas un último paty”.

En ese instante todo vuelve a la normalidad, y te empezas a reincorporar a la realidad como quien se  despierta de una pesadilla, con un gran alivio no te cuesta gran trabajo caminar delante del mostrador para hacer tu pedido cuando notas en tu muñeca como se dibuja una cuenta regresiva a modo de reloj que corta la carne con cada pulso, la alucinación era cierta, de verdad todo eso había sucedido.

Todo lo anunciado arriba es solamente para allanar el terreno y poder preguntar de forma elegante. ¿Cómo sería el último de tus patys sabiendo que va a ser el último?

Qué pasaría si …..